El extracto de Rooibos

El extracto de Rooibos

EL EXTRACTO DE ROOIBOS, EL MEJOR ALIADO PARA CURAR LA PIEL DAÑADA

Dado que el rooibos es muy rico en antioxidantes, se convierte en una opción excelente a la hora de cuidar la piel de forma natural, siendo especialmente útil a la hora de prevenir el envejecimiento prematuro de la piel. Más aún, cuando es aplicado externamente sobre la piel, puede ayudar a la hora de mejorar las arrugas, la flacidez, las manchas… y también determinadas patologías, como por ejemplo la dermatitis, la urticaria o los eccemas.

Además de todo esto, el rooibos puede curar el daño generado por los rayos ultravioletas.

Una vez la piel ha sido expuesta a los rayos ultravioletas, el extracto de rooibos tiene el poder de eliminar las células precancerígenas y bloquear el inicio de inflamación, según el profesor Wentzel Gelderblom, uno de los investigadores líderes del estudio.

“Lo hace parando la multiplicación de células cancerígenas y eliminándolas a través de una programación de muerte celular, en otras palabras, instigándolas al suicidio” Según Gelderblom, jefe de la Universidad de Tecnología de la Península del Cabo (CPUT) Instituto de Biomedicina y Biotecnología.

Algunos de los descubrimientos preliminares, demuestran que el extracto de rooibos es más efectivo en las primeras fases del desarrollo del cáncer de piel, ya que son capaces de facilitar la eliminación de las células UVB dañadas y retrasando la progresión a un tumor.

Pero no hace falta llegar al cáncer de piel para empezar a cuidar nuestra piel. La mejor cura es la prevención. Así que cualquier momento es bueno para tomar té rooibos.

Las hojas de rooibos contienen poderosas sustancias antioxidantes, las cuales son capaces de:

  • Frenar la acción de los radicales libres
  • Revertir los efectos del envejecimiento en la piel
  • Actuar como tratamiento natural para diversas enfermedades cutáneas.

Y todo esto gracias a los flavonoides como la quercetina que contiene una enzima denominada superóxido dismutasa y vitamina C, cada una de esas sustancias tiene acción antioxidante y la suma de todas ellas es la que confiere al rooibos sus propiedades beneficiosas para la piel.

Además es capaz de aliviar diferentes reacciones cutáneas alérgicas, gracias a que es capaz de bloquear la producción de histamina.

¿Cómo utilizar el rooibos en nuestra piel?

A parte de tomarlo como infusión, si quieres que haga efecto directamente sobre la piel, lo ideal es empapar un algodón o gasa en una infusión de rooibos y aplicarla en la zona afectada, dejando actuar durante al menos 15 minutos.

Fuentes:

Té rooibos: beneficios y propiedades para la salud

Rooibos Extracts Credited with Undoing Skin Damage

Rooibos para la piel

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies